El pan de cada día

El otro día fui a un casting. Fui pero no lo hice. Había muchísima gente esperando y yo disponía solo de una hora para hacerlo e irme andando hasta el trabajo que quedaba a unos veinte minutos. Aunque sabía que iba muy justa de tiempo albergaba en mí la esperanza …